Un día soleado, como para lavar la toalla, un lindo jardín y dos conejos.
Mientras la lavadora hace su trabajo, me dedico a revisar el refri para ver que puedo preparar de comer. Mientras los dos conejos saltan y se divierten en el jardín trasero, una malla ciclónica separa el jardín del vecino, y este a su vez del perro del otro vecino, que ya antes había mordido y causado la muerte de Mr Conejo (el primero que llegó y ahora descansan sus restos en el mismo jardín trasero u_u). De repente escucho al hijo, de 3 o 4 años, del vecino del perro asesino llamar a Mr Smith, río, “esta fuera de su alcance…… mejor reviso”-pienso- me acerco, y como si fuera una mala visión, una puta pesadilla, se hace realidad uno de mis miedos! Kone (Mr Smith) esta en el patio del vecino!….. FUCK!….. Y mil veces F U C  K! “Cómo carajos?! Que chingados?! WTF?!, piensa, piensa!”-mientras me quedo pasmado viendo como se limpia- “Cilantro!”-recuerdo su ‘droga’, corro al refri, medio la enjuago y corro a la verlo. Afortunadamente su curiosidad no le ha ganado y viene a mi. Lo agarro y no lo suelto, los nervios no me dejan pensar claramente y lo único que se me ocurre es subirlo a través de la malla. Como puedo lo voy subiendo, pero forcejea, después de unos 10 minutos de estira y afloja, logro pasarlo. Lo meto a la casa y cierro. Adrenalina mil! Ahora lo veo, todo desaliñado, y nervioso, todo mojado y como enojado, sentido conmigo tal vez, él no entiende mi miedo, pero a pesar de que me ‘ignora’ cuando paso a su lado, no huye de mi…. “a salvo, pinche Kone”-mientras lo veo tirado y me limpio todo su pelo que tengo en los brazos.

image

Mr. Kone Smith Houdini

Advertisements